OBJECIÓN de CONCIENCIA e INSUMISIÓN en NAVARRA


 

Durante los años noventa la sociedad navarra se vio conmocionada por un movimiento social protagonizado por jóvenes que asumieron ir a la cárcel para oponerse al servicio militar obligatorio, dentro de una estrategia de desobediencia civil no violenta.
Este movimiento se fue gestando desde los años 70 en torno al antimilitarismo, el pacifismo y la objeción de conciencia. Un movimiento plural, con fuentes y principios ideológicos distintos, pero que confluyó en torno a una estrategia común que terminó con la abolición del servicio militar obligatorio en España.

 

Próximamente

 

 

Memoria oral